LA MADRE TIENE 35 AÑOS Y SU HIJA 90, ESTA HISTORIA CONMOVIÓ A TODO EL MUNDO!!!

La adolescente colombiana Magali Gonzalez Sierra es como cualquier otra niña: le gusta bailar, la música, el color rosa y ponerse mucho maquillaje. Sin embargo, hasta con un vistazo para darse cuenta de que es muy diferente.

Magali solo tiene 15 años pero está atrapada en el cuerpo de una anciana de 90. Tiene el aspecto de una anciana; es delgada, tiene la piel arrugada y va en silla de ruedas.

El motivo es que Magali sufre una enfermedad muy poco común: síndrome de Hutchinson-Gilford (progeria). Esta es una enfermedad genética donde la proteína A no funciona correctamente. Al nacer los niños son perfectamente normales y nadie puede notar que tienen la enfermedad.

Pero, entre los 18 y 24 meses, los niños empiezan a envejecer con rapidez. Dejan de crecer, empiezan a perder grasa y sufren ateroesclerosis. Pueden morir fácilmente de un infarto. Incluso se les cae el pelo; por este motivo, Magali tiene que llevar peluca.

La mayoría de los niños que padecen progeria fallecen antes de cumplir los 13 años. Pero Magali ha echado por tierra los pronósticos de sus médicos. Ya tiene 15 años y está tremendamente orgullosa de lo que ha conseguido hasta ahora. Es algo muy poco común en el mundo.

“Magali solo quiere hacer lo que toda niña de 15 años quiere hacer. Me dijo que le encantaría tener una fiesta. Incluso aunque ella no pueda bailar, quiere que otros lo hagan. Quiere globos y una enorme celebración con mucha gente”.

Close